Sobreponiéndose a la guerra para construir comunidades de apoyo mutuo

Formulario de búsqueda

Sobreponiéndose a la guerra para construir comunidades de apoyo mutuo

Campesinos, reincorporados, comunidades indígenas y representantes de organizaciones no gubernamentales se encontraron en la Escuela Rural Alternativa (ERA) de Miranda para reflexionar sobre los cuatro años de  trabajo colaborativo en esta ERA, aprovechando la visita de Jon Bellish, Director Ejecutivo de One Earth Future - OEF en Colombia. Este encuentro permitió dialogar sobre cómo este espacio ha contribuido a la construcción de paz en la región, así como evaluar el avance de los proyectos productivos establecidos, sus logros y las dificultades hasta la fecha.

La ERA de Miranda se estableció en las zonas comunes de la Zona de Reserva Campesina de La Elvira, tras un acuerdo de comodato entre campesinos y reincorporados. Juan Fernando Lucio, director de PASO Colombia, señaló que la asociación campesina “ASPROZONAC tuvo la generosidad y fue la primera organización que en Colombia cedió un espacio de tierra para que el trabajo de los excombatientes en la ruralidad se hiciera realidad”. Este acuerdo permitió que desde el 2018 se diseñaran y establecieran distintos proyectos agropecuarios, que han incluido la construcción de estructuras productivas, convenios comerciales y espacios de formación que se han extendido de los participantes directos a otras familias campesinas de la zona. 

Briceida Lemos, mujer campesina que participa de la ERA,  recordó un elemento clave en la conformación de este espacio de encuentro y trabajo “La paz se construye desde los territorios, de la mano con nuestros conocimientos, con lo que tenemos y valoramos como campesinos. Aquí ha sido un trabajo mutuo y eso nos hizo sentir confianza: tu sabes, yo sé; tú me ayudas pero no me impones. ¿Cómo llegamos aquí? Construyendo confianzas. Cuando tu trabajas confianzas es más fácil que puedas caminar, que se pueda hacer algo y eso es construcción de paz”. 

Jon Bellish recorrió las distintas unidades productivas que actualmente tiene la ERA, pasando desde el lago, los estanques de piscicultura, la nueva maquinaria para el empacado y refrigeración de los peces y el biodigestor, hasta las áreas de cría de animales. La jornada contó también con la siembra de alevinos en un nuevo tanque australiano, que se instaló para complementar el proyecto piscícola que ha expandido su comercialización local. 

Además de agradecer a los aliados que se han unido para respaldar estas iniciativas, Carlos Antonio Acosta, reincorporado e integrante de la cooperativa CEPRODET,  reconoció que “estos proyectos que estamos implementando aquí están beneficiando a la comunidad y sus impactos se van a ver a largo plazo. El hecho de estar trabajando en medio de las diferencias y las adversidades es un beneficio de la ERA para la comunidad campesina, para la comunidad indígena y para nosotros los reincorporados… Esto es lo más grande que tiene la ERA”. 

Luego de escuchar los testimonios de los participantes y conocer las instalaciones de la ERA, Jon Bellish expresó que “Esto me hace sentir que estamos en el camino correcto en PASO y OEF. En realidad, no estamos tratando de crear beneficios para ellos, sino de crear un espacio en el que puedan desarrollar sus propios territorios. Ellos son los que llevan adelante este trabajo, son los que se apropian de él y lo hacen realidad”.

La visita de Bellish incluyó también las instalaciones del Mercado para la Paz (MERCAPAZ) que pronto abrirá sus puertas en Miranda para vender productos agrícolas de la región. Este espacio de comercialización permanente es importante para los productores locales ya que, como lo explica Carlos Antonio, “evita intermediarios, posibilita la seguridad alimentaria y el fortalecimiento de las economías campesina e indígena”.  Al final de la jornada, Jon apuntó que “La ERA no es sólo un proceso económico, también es un proceso social y comunitario. Lo principal es que hay que estar ahí hombro con hombro, especialmente cuando las cosas son difíciles, para que la comunidad sepa que vamos a estar ahí. Pasamos de comunidades que necesitan ayuda hasta comunidades que son realmente capaces de ayudar a sus vecinos, y esa transformación es la más sostenible, la más poderosa”.