Familias erradicadoras de coca reactivan biofábrica detenida por la pandemia

Search form

Familias erradicadoras de coca reactivan biofábrica detenida por la pandemia

Fortalecer alternativas económicas sostenibles en territorios con alta presencia de cultivos de uso ilícito, es importante para las familias que han decidido apostar por la sustitución de estos cultivos y contribuir al desarrollo rural de su región. Esto es precisamente lo que se propone lograr la biofáfrica de Caño Índio en Tibú, al reducir los costos de los insumos para la cría de animales en la región. 

Durante el Plan de Contingencia en Apoyo a Familias Erradicadoras de Coca, implementado por PASO Colombia en Tibú -Norte de Santander, 191 participantes se capacitaron y trabajaron conjuntamente en la construcción de una biofábrica para la elaboración de concentrados para animales. Este proyecto, financiado por el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz en Colombia y desarrollado en coordinación con la Consejería Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, logró unir a los participantes alrededor del trabajo en equipo para fortalecer alternativas de desarrollo productivo en su territorio. Se detuvo temporalmente debido a la pandemia por COVID-19 durante el 2020, pero ahora lo han retomado con fuerza y ofrece una esperanza económica y laboral para las familias de Caño Indio y Vetas. 

Saura Estupiñán, erradicadora de coca participante del proyecto, recuerda que el contexto previo a la implementación del Plan de Contingencia, “era un momento crucial donde uno decidía si reincidir, o esperar y quedarse. Uno estaba a la deriva y en ese momento llegó PASO Colombia, que fue una balsa de salvación para nosotras porque para alimentar los cerdos, las cachamas, los pollos, se nos hacía demasiado costoso y necesitábamos los proyectos productivos. Entonces con el Plan de Contingencia nos dan la alternativa y nos dicen que nosotros mismos podemos producir el alimento para las especies. Es así como pensamos en la biofábrica, un espacio con bodegas donde se pueden crear los productos, almacenarlos y distribuirlos”. La construcción de la biofábrica se terminó en medio de la pandemia, pero las cuarentenas preventivas pausaron las actividades para su puesta en funcionamiento. 

Gracias al fortalecimiento asociativo impulsado por el Plan de Contingencia, 56 familias se organizaron y conformaron la Asociación de Agroindustriales del Catatumbo (AGROINCAT). Hoy en día, esta asociación ha sido un eje fundamental para la reactivación de la biofábrica y el trabajo agrícola que se extiende a las fincas de los participantes. “Esta es una asociación campesina sin ánimo de lucro que busca transformar el territorio al crear una nueva economía lícita con la transformación de material vegetal en alimento para animales” cuenta Sandra Durán, representante legal de AGROINCAT. 

El Catatumbo es una región fuertemente afectada por la violencia del conflicto armado, cuenta con vías en muy mal estado y ofrece grandes dificultades para desarrollar proyectos agropecuarios debido a los altos costos de los insumos. Para contrarrestar esta situación, el trabajo de AGROINCAT promueve cultivos de yuca, bore, hoja de matarratón, botón de oro, maíz, entre otras, para ser aprovechados en la biofábrica como insumos en la elaboración de alimentos para animales. Actualmente la iniciativa cuenta con una producción de 100 kilos semanales, que se venden un 25% más económicos para los compradores locales, y facilitan la sostenibilidad de los proyectos pecuarios de las familias campesinas. Según explica Sandra, “lo que queremos es brindar un apoyo a los campesinos, que quieren dejar atrás los cultivos ilícitos, ofreciendo nuevas oportunidades de empleo, más estabilidad laboral, reduciendo costos para las producciones pecuarias e implementando cultivos agrícolas que generen ingresos para las familias”. 

A mediano plazo, la asociación trabaja para establecer más cultivos agrícolas con los cuales incrementar la producción de concentrados, y lograr una comercialización de sus productos a nivel regional. Este espacio cuenta con el acompañamiento técnico de PASO Colombia y busca nuevos aliados para consolidar a largo plazo su propuesta económica. 

Conoce la historia de Saura en este capítulo de la serie Sembradoras de Paz: