Escuelas Rurales Alternativas (ERA) | Carmen del Darién, Colombia

Search form

 

La Escuela Rural Alternativa Carmen del Darién, en el departamento del Chocó, es un espacio de colaboración entre COOVIDECUJI (una cooperativa de ex-combatientes), comunidades afrodescendientes e indígenas, y la asociación de mujeres ASOMUJIGUA. Esta ERA funciona sobre la cuenca del río Jiguamiandó, en un terreno de 5 hectáreas cedido por el Consejo Mayor Comunitario. Los participantes de esta ERA establecerán una huerta comunitaria donde trabajarán alrededor de sus conocimientos ancestrales para la preservación y cultivo de plantas medicinales. Las hierbas serán usadas para desarrollar productos de salud y cuidado personal que puedan ser comercialmente distribuidos a nivel local y nacional.

Para la comunidad, una de las pérdidas más sentidas durante los años más intensos del conflicto social y armado, fue la pérdida de sus saberes medicinales. Grupos paramilitares forzaron el desplazamiento de familias locales y quemaron las huertas con plantas medicinales que ellas tenían. Cuando las familias regresaron, una de sus prioridades ha sido recuperar estas prácticas y encontrar alternativas económicas sustentables que protejan sus recursos locales.

En este contexto, PASO Colombia fue invitado por parte de la cooperativa de excombatientes ECOMÚN para apoyar los proyectos productivos que se estaban diseñando. En este encuentro, PASO reconoció el interés de las comunidades por trabajar con plantas medicinales y su potencial para promover procesos organizativos y productivos con estos recursos. La ERA del Carmen del Darién empezó con el desarrollo de talleres teórico-prácticos para dialogar y reencontrar conocimientos sobre las propiedades y beneficios de diferentes hierbas, sus formas de preparación y la identificación de toxicidades. Durante estos talleres, las participantes elaboraron jabones, pomadas y extractos hidroalcoholizados que aprovechan los beneficios de cada planta usada.

Estas primeras producciones han sido todo un éxito. Ya que acceder a servicios de salud es difícil entre las comunidades de este río, los participantes y sus vecinos empezaron a compartir jabones y pomadas medicinales para aliviar ciertas dolencias. Por eso, el enfoque de esta ERA se fortalece por la disposición a la colaboración de las comunidades, su pasión por continuar la recuperación y mantenimiento de sus conocimientos tradicionales, y las prospectiva de crear oportunidades económicas sostenibles para ellos. 

La ERA Carmen del Darién cuenta con el apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN), el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y la cooperativa ECOMÚN.